EL COLUMPIO

Esta entrada está dedicada a una de esas cosas sencillas pero que a mi me hacen sentir feliz como una niña:el columpio.

He seleccionado las imágenes más evocadoras para poder transmitiros mejor la sensación que quiero compartir hoy con vosotr@s.

Ahora los parques infantiles están llenos de artilugios con cuerdas llenos de nudos que no sé muy bien para qué sirven, pero yo recuerdo que los reyes indiscutibles de estos parques eran los columpios y los toboganes. Claramente nuestras preferencias eran con uno u otro. Yo era más del columpio sin dudarlo, y aún lo sigo siendo… ¿Cual era el vuestro?

Sigo viendo un columpio y de verdad que no me puedo resistir a subir en el…

Sueño con tener un porche así, llegar a casa y poder columpiarme y que mi vista se pierda mirando el mar. Suerte los que vivís cerquita del mar!

Cuando ví esta foto mi imaginación echó a volar… ¿Os imaginais subidos a un columpio y que las olas os refresquen los pies?

Sabiendo lo que me gustan, mi hermana me regaló un precioso columpio muy parecido a este. Lo puse en la terraza que tenía y aunque las vistas no eran como en las fotos anteriores, no sabéis lo que me relajaba columpiarme en las noches calurosas de verano en las que no podía dormir… Me encantaba el airecito que dá en la cara cuando te columpias, esa sensación de mecerte con ese movimiento pendular tan relajante, ver la ciudad durmiendo y si tenía suerte poder mirar la luna y alguna estrella perdida… Pero ahora no tengo donde ponerlo y lo echo mucho de menos!!!

En uno de mis blogs preferidos ví esta imagen y también quise estar en ese lugar. Una preciosa cabaña con un columpio donde sentarme a leer… No sé si os pasa también, pero hay personas que sin conocerlas sabéis que podríais ser amigas. No soy muy seguidora de los “blogs de celebrities” pero para mi sorpresa, a través de su blog, ella sería sin duda una de ellas. Por eso os recomiendo el BLOG DE RAQUEL DEL ROSARIO si aún no lo conocéis.

Un buen libro y un columpio me parecen una compañia estupenda.

Llevo unos dias con mucho trabajo y llego a casa bastante agotada, seguro que todos tenemos épocas de estas en las que vá todo muy rápido y la mente te pide un ratito ponerla en blanco. Pues yo me apuntaría a sentarme en un columpio como este, debajo de un árbol y respirar un poco de oxígeno y tranquilidad.

Este me ha encantado porque si algo te gusta, compartido es aún mejor!

Qué sensación, verdad? A mi me despeja la mente y me pone una sonrisa automáticamente.

Un buen beso en los columpios!

La sensación de ingravidez, de sentir tu cuerpo ligero y el balanceo del columpio, produce una emoción muy parecida a la libertad.

Y os acordáis cuando pedíais que os empujaran más alto???? Yo me encontraba de lo más intrépida… como me gustaba!!!

Para los amantes del yoga, como es mi caso, os contaré que se me pusieron los ojos como platos cuando descubrí un nuevo método que combina las posturas de yoga pero en un columpio: AERO YOGA. Tal fué mi ilusión que ayer mismo fuí a informarme para poder probarlo y contaros con más detalle, pero hasta septiembre no reanudan las clases. Ahí estaré! Estoy deseando probarlo!

Espero que os haya transmitido un poquito de lo que quería…recordar y animar a volver a sentirnos como niños encima de un columpio. A mi estas imágenes y el sólo hecho de prepararlo me han ayudado a intentar imaginarme esa sensación que ahora tanto necesito, espero que a vosotr@s también!!!

Os he dejado esta escena fabulosa de MOULIN ROUGE donde disfrutar de la que para mi gusto ha sido la mejor interpretación de Nicole Kidman.

Y un mítico anuncio de Chanel con Vanessa Paradis en su mejor momento también.

Me despido hasta el próximo jueves con el último video del Sueño de Morfeo para quedarnos con esta buena sensación que transmite. Feliz semana!!

También te puede interesar:

26 pensamientos en “EL COLUMPIO

  1. Me ha encantado. Realmente consigues que desconecte y disfrute!!!
    Me cambiaba ya por estar en cualquiera de las fotos un rato!
    Tenemos que intentar dedicarnos tiempo a disfrutar de cosas tan simples como estar en un columpio y sentir la sensación de libertad y relajación!
    Feliz jueves!

  2. Yo de pequeña me subía a todo cuando iba al parque! Jajaja pero obviamente lo que más nos gustaba a todo el mundo eran los columpios, eran el alma del parque 🙂 Lo de ahora no son parques. La verdad es que no hay nombre para ese montón de caucho con formas asimétricas donde llevan ahora a los niños. Yo no lo entiendo.
    Cuando era pequeña jugaba en el jardín de mi tía con mis primas y nos ponían unos columpios caseros, hechos con una tabla de madera y unas cuerdas bien resistentes, sujetos de una estructura de hierro. Pero no veas cómo chirriaban jajaja.
    Da gusto pasarse por tu blog, me encanta cómo redactas las sensaciones que percibes y las sensaciones que me haces percibir cuando leo lo que escribes, porque como ha sido este caso me has hecho recordar momentos de mi vida muy agradables 🙂 Me alegro de haber descubierto tu blog.
    .Estelle.

    • Y no sabes lo que me alegro yo de haberte descubierto a ti, eres de esas personas que mencionaba que sin conocernos estoy segura que seriamos amigas. Me ha encantado tu “momento columpio”!

  3. Son unas imágenes estupendas todas… pero fíjate que creo que me quedo con la primera y ese atradecer, que se ve tan fresquito y tan tranquilo. Yo estoy todo el día encerada y lo que más ansío es el aire fresco, ya sea de la playa o del campo. Las vacaciones este año llegarán más tarde, y con esto del columpio me has hecho soñar! Yo era de columpio, sin duda, también: recuerdo éste, el tobogán, y lo que por mi tierra se llamana “subibaja”!!! en el cole tenía los tres, yo yo siempre staba en la cola de los columpios, tan bonitos, rojos y verdes… y las niñas contando hasta 30 o así, para que bajara la fila q estaba subida y se sentara la siguiente” . Mdre mía, qué tiempos. Y mira ahora, sin columpio ni playa ni campo ni ná! jajajaja.ç

    Un besito!

    • Me encanta verte por aquí, muchas gracias! Me temo que yo era una de las niñas que acaparaban el columpio y no había forma de bajarme ja,ja
      Yo también estoy deseando respirar aire puro, ya nos tocará!

  4. Patricia un jueves más ¡me encanta tu post¡¡ cuantas cosas me ha evocado. Yo era, sin duda de columpio, mi padre nos hizo uno con un tablón de madera y dos cuerdas gruesas, recuerdo cómo nos lo llevábamos los fines de semana a un pinar y la sensación de libertad, intentando llegar “hasta el infinito, y más allá…” como decían en Toy Story… A mí también me encantaría tener un porche, con un columpio, frente al mar… sobre todo las últimas semanas, que para mí no están siendo fáciles, especialmente en el trabajo … qué razón tienes en la conexión con las personas sin conocerlas, es como mágico ¿verdad?? a mí también me ha pasado con Raquel del Rosario, y fíjate que tenía una idea preconcebida de ella negativa, pero ahora me encantaría tenerla como amiga, igual que a tí y a otra gente a la que sigo vía blog…creo que es una chica muy especial, llena de sensibilidad, y con una cabeza muy bien amueblada. Me han encantado todas las fotos, y me ha hecho mucha gracia la que tiene movimiento. Bss y hasta el próximo jueves (cuidaté y descansa un poquín, que además viene una ola de calor)

    • Hola preciosa! A ti ya te considero mi amiga del cariño que te he ido cogiendo todas las semanas. Me pasó exactamente lo mismo que a ti con Raquel del Rosario no me llamaba la atención especialmente y es una chica que desprende una luz muy especial y eso se agradece. Muchas gracias, cuidate tú también mucho. Me ha encantado la historia del columpio con tu padre, a mi también me recuerdan mucho al mío…

  5. Me ha encantado nos has llevado a recordar cosas hermosas!, veo que ha gustado mucho el post y que bonitos comentarios has recibido verdad?, yo era de subirme al columpio y hacerme despacio, eso de mas fuerte mas fuerte no aplicaba para mi jaja, pero la sensacion de tranquilidad que sentia era unica!, tambien sueño con un portal grande y un columpio al estilo americano!!!. Suena interesante lo de la aero yoga ehh!!. Un beso grande y como siempre Patricia tu post es exquisito!!! Buen fin de semana.

    • Si! Los comentarios están siendo preciosos, me alegro que compartamos recuerdos tan parecidos con cosas tan sencillas!! Lo del aero yoga ya os contaré, yo estoy deseando probarlo. Un besito enorme!

  6. Es que un columpio te da una maravillosa sensación de libertad, al estar suspendida en el aire parece que vas a volar! Hace tanto que no monto en uno, pero con éstas imágenes me has transportado al cielo!
    Espro que pases un buen fin de semana!

  7. Que fotos más bonitas!! seguro que todas tenemos recuerdos de nuestra infancia en los cuales hay un columpio de fondo!! De echo, yo sigo columpiándome siempre que puedo!!!!!! Menos mal que las nuevas tecnologías no nos pueden robar este pequeño placer. Un beso guapa

  8. Pingback: Fiestas | Compartimos un brunch?

  9. Pingback: YOGA | Compartimos un brunch?

    • Me estoy resistiendo a Instagram de momento, pero me he metido en la tuya y me a encantado! Desde luego compartimos el gusto por los columpios, tienes fotos espectaculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *