PISCINA

Hace tan sólo unos días dábamos la bienvenida a la temporada de piscinas desde mi página de facebook con esta fotografía tan refrescante.

Volver a escuchar el sonido tan característico de una piscina abierta, contagia la alegría.

Escuchar las risas de los niños y el sonido de los chapuzones me suena a verano.

TARDE DE VERANO

Estas tardes de verano, al borde de una piscina, son únicas.

El verano pasado dediqué una entrada al placer de disfrutar del MAR pero a falta de una playa cercana, las piscinas son nuestro respiro tras un día caluroso.

Nadar unos largos a última hora del día, al volver de trabajar, es de las cosas más relajantes que hay.

Ya os comenté en la entrada sobre el FENG SHUI, que hace unos años tuve la casa que pensaba que era la de mis sueños. Una de las cosas que más me gustaba era tumbarme en la piscina con una colchoneta y dejarme llevar mientras tomaba el sol y escuchaba música.

Pero uno de los mayores inconvenientes de tener piscina propia recuerdo que era el mantenimiento. No me imaginaba hasta qué punto es complicado conseguir que el agua esté transparente y limpia. Me pasaba el día controlando el ph y quitando las hojas que constantemente caían sobre el agua… No es oro todo lo que reluce!

Al igual que comentábamos que pasaba con los desayunos, las piscinas de algunos hoteles son la razón por la que decidirse por uno u otro.

Las piscinas en las que parece que el mar es una prolongación de ella, me gustan especialmente.

Recuerdo que hace unos años la familia de un amigo de mi hermano nos invitó a pasar el día en la casa de verano que habían alquilado en Calpe.

Fue la primera vez que me bañé en una piscina de este estilo y la verdad que es impresionante. Todavía recordamos ese maravilloso día que pasamos y la sensación de estar metido en una piscina con el Mediterráneo como si fuese parte de ella. No paramos de hacernos fotos y no había quien nos sacase del agua!

Hay otras que por su ubicación también resultan de lo más apetecibles…

Son imágenes que me hacen querer estar ahí en este momento…

Dejar volar un poquito mi imaginación y soñar que por un momento estoy dándome un baño en cualquiera de ellas.

Pero si de verdad quiero soñar, siempre lo he hecho con tener una casa con piscina cubierta. Imaginar que me levanto por las mañanas y antes de empezar el día nado un rato en una piscina así.

Nadar me encanta, me relaja muchísimo. Además la natación es uno de los ejercicios más completos para cuidar nuestro cuerpo. Imaginarme poder hacerlo en un lugar así es algo con lo que me gusta soñar.

Otra de las cosas que me gusta de las piscinas es el ambiente que dan por la noche. ¿Os acordáis que en la pasada entrada sobre DECORAR CON FLORES os expliqué un truco para poner las velas de esta forma sin preocuparnos que se apagaran?

Y ya el colmo para disfrutar de una calurosa noche de verano es darse un buen baño en la piscina.

Es una gozada!

Preparando este post he encontrado piscinas maravillosas a lo largo de todo el mundo.

Os dejo una selección de las 10 mejores piscinas del mundo, algunas de ellas realmente originales.

Aunque cuando de verdad hay ganas e imaginación, no es necesario tanto diseño para refrescarnos un poco!

Yo he descubierto hace tan solo unos años las piscinas naturales, no sabía ni que existían…

Os dejo algunas de las mejores piscinas naturales según muchos. Una forma estupenda de disfrutar del verano sin arena ni sal ni cloro en plena naturaleza!!!

ARENAS DE SAN PEDRO

Nosotros vamos a menudo a la de Arenas de San Pedro. Me encanta pasar el día y preparar un picnic. El verano pasado os hice esta tarjeta uno de esos días y os la puse en mi pagina de facebook, lo recordáis?

Me despido con un tema perfecto para escuchar al borde de una piscina, no sin antes recordaros algunas precauciones a tener en cuenta cuando se está con niños en la piscina. Disfrutadlo!

Si os ha gustado el post y se os ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compartidlo. Mi mayor motivación son vuestras visitas y comentarios. Así que os espero con ilusión el próximo jueves. Pero si durante la semana os apetece seguir compartiendo un brunch, os estaré esperando en FACEBOOK!

PATRICIA

Recordad que pinchando en las fotografías siempre os dejo el enlace de la fuente original si he podido encontrarla, y que pinchando sobre los enlaces escritos en otro color podréis encontrar información detallada sobre el tema. Parte de “la gracia” de mi blog es mostraros el trabajo de otras personas que son realmente interesantes!

 

También te puede interesar:

6 pensamientos en “PISCINA

  1. Yo sí conocía las piscinas naturales, había visto algún documental sobre ellas. ¡Son una maravilla! Las prefiero antes que las artificiales, sin lugar a dudas. Aunque no son tan accesibles, por desgracia XD
    Lo que sería una gozada sería poder tener tu propia piscina en el interior de la casa como bien has dicho. Pero claro, eso se lo dejaremos para quien se lo pueda permitir económicamente.

    .Estelle.

    • O a los sueños… A mí me encanta imaginar cosas que me gustan!
      En Orense hay unas piscinas naturales con aguas sulfurosas que son una pasada. Lo digo por si te puedes hacer una escapada no está tan lejos de Zamora. Un beso!

  2. Qué maravilla! Mis preferidas también son las Infinity Pool! Pero reconozco que con el calor que hace ya… No le hago ascos a ninguna! Espectacular el edificio con piscinas en las terrazas!! Qué invento!
    Como siempre enhorabuena! Me encantan tus post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *