SIÉNTATE UN MOMENTO

“Siéntate un momento, tenemos que hablar.” Creo que es una de las frases más inquietantes de escuchar, yo al menos suelo temerme lo peor…

En cambio debía ser una de las mejores frases que nos puedan pronuciar. Pocas cosas hay tan sencillas y que más nos puede acercar a alguien que sentarnos a hablar con esa persona. Y muchas veces lo más importante no es lo que tengamos que decir, sino escuchar lo que nos quieran contar.

El simple hecho de sentarnos, sin más distracciones, favorece la comunicación. A tener los sentidos puestos en la persona de la que estamos acompañad@s, a prestarle atención y que nos la presten.

En ocasiones a las personas que tenemos más cerca son a las que menos atención prestamos. Vamos dejando que nuestra rutina nos arrastre y al final del día simplemente buscamos desconectar con algo que nos distraiga sin más complicaciones. Por eso quería proponeros buscar el momento para sentarnos y hablar de vez en cuando. O sencillamente para sentarnos y  estar a solas con nosotr@s mism@s y prestarnos la misma atención.

Creo que un buen comienzo es buscar el lugar adecuado como en estas fotografías donde me encantaría sentarme un ratito… la procedencia de todas ellas las encontraréis pinchando sobre ellas como siempre. El hecho de conversar fuera de nuestro entorno habitual favorece la comunicación. Buscar un lugar que nos proprcione intimidad y sosiego facilita a entendernos mejor y comunicarnos con mayor fluidez.

Yo os quería pedir que nos sentásemos en cualquiera de ellas y charlásemos un rato porque hay algo que me gustaría deciros.

Cuando comencé con la idea de hacer este blog me propuse mentalmente una fecha para intentarlo. Probaría hasta Marzo que es cuando por mi trabajo empiezo a estar muy ocupada y sabía que me costaría mucho más esfuerzo poder dedicarle tiempo al blog. Y ha llegado Marzo…  y tenía que tomar una decisión.

Para poderla tomar esperando no equivocarme, antes he tenido que hacer balance de mi experiencia en este tiempo que hemos estado “compartiendo un brunch”. Lo más positivo sin duda ha sido “conocer” a gente maravillosa a través de los comentarios que me habéis ido haciendo en los post y en mi página de Facebook. He alucinado con el talento de mucha gente cuando buceaba por otros blogs para poder mostraros ideas y fotografías. Y ha sobrepasado por mucho la expectativa del número de visitas que ha recibido el blog. Me impresiona pensar que detrás de cada una de esa gran cantidad de visitas hay una persona como tú, que ha dedicado una parte de su tiempo a pasar un ratito conmigo para compartir este proyecto que comencé con tantísima ilusión. Por lo que quiero daros las gracias a cada un@ de vosotr@s por haberme acompañado:

Y continuar con la misma ilusión de siempre. Pero para poder hacerlo deberé reducir las publicaciones a un post por semana porque de otra forma no podría… Así que a partir de ahora todos los jueves publicaré un post intentando hacer que os siga apeteciendo acompañarme. Me gustaría pediros que participéis a través de los comentarios o la página de Facebook (os agradecería si me echáis una mano a darle un empujón porque aquí es donde cojeo un poco, no sois much@s los que pinchais en “me gusta”…) Para mi es la única forma de saber vuestras opiniones e ideas, de sentirme acompañada en este brunch que os preparo, que no sean únicamente unas cifras en el número de visitas lo que me llegue de vosotr@s.

GRACIAS POR HACER QUE QUIERA CONTINUAR!!!

Yo os ospero con ilusión el jueves, feliz semana!

También te puede interesar: