SCRAPBOOKING

Se me van los ojos con todo lo relacionado con la papelería, lo reconozco. Todas las “chorraditas” de este tipo me atraen como un imán desde muy pequeña. Me encantaba forrar mis carpetas cuando empezaba un nuevo curso. Hacía mis propios collage con recortes y pegatinas que había ido atesorando a lo largo de todo el año y el momento de estrenarla lo esperaba con impaciencia…

Y mi madre siempre nos ha decorado el álbum de fotos. Con todo el cariño pegaba nuestras fotografías y las acompañaba de todo tipo de elementos decorativos según la temática de la instantanea en cuestión…

Pues bien, resulta que sin saberlo estábamos haciendo scrapbooking!!! Dicho así resulta mucho más apetecible,verdad? Si os soy sincera yo he empezado a escuchar este término hace poco tiempo y desde entonces me ha estado rondando por la cabeza probar a hacer algún curso para intentar definir en qué consiste exactamente. Y animada (y empujada) por una amiga me apunté al taller que organizaba su bloguera preferida: Bea de CON BOTAS DE AGUA.

Al llegar al taller esto es lo que nos encontramos:

Todo perfectamente organizado y ordenado con este material individual en cada sitio de una larga mesa.

Una adorable Bea y unas compañeras de curso igualmente encantadoras. Un ambiente perfecto para mi gusto!

Se trataba de hacer un recetario y este es el resultado de la portada que hice para el mío. Estaba entusiasmada porque al principio me asusté un poco al ser la única que no había hecho scrapbooking antes… todas las herramientas me resultaban extrañas pero por suerte me senté al lado de dos compañeras que sabían un montón y fueron un cielo conmigo. Me estuvieron ayudando y explicando con mucha paciencia para qué servía cada cosa y qué pasos seguir.

También os dejo algunos de los separadores que hice.

Nunca pensé que hacerlo resultara tan entretenido y divertido. Se me pasó el tiempo volando mientras lo hacía, y mi mente estuvo en blanco durante las horas que duró el curso. Estoy deseando repetir!

Tan entusiasmada estaba, que al llegar a casa me “envalentoné” y me puse a hacer tarjetas con el material que disponía.

Las mias son de principiante pero me hacía ilusión enseñároslas. Aunque a cambio os dejo unos ejemplos de tarjetas preciosas que he encontrado para hacer (AQUI). Tienen varios modelos con sus videos tutoriales sobre como hacerlas:

Observaréis que cualquier material es válido: botones, lazos, encaje, fieltro, tela, blondas… Todo lo que nuestra imaginación nos permita!

Yo me inclino más por las cosas sin demasiados adornos, pero entiendo que el gusto es algo completamente particular y habrá mucha gente a la que le gustará más este tipo de trabajos:

Como en cualquier afición, hay todo un mundo detrás. En el scrapbooking he descubierto cantidad de utensilios y herramientas… Os propongo algunos sitios donde comprar material, los que me han parecido más interesantes de todos los que he encontrado “EKSUCCESSBRANDS” , “SCRAPBOOKPASION” , “deSCRAPBOOKING”“CON P DE PAPEL” y otro que he descubierto gracias al blog “MADRID Y YO”

Para alguien como yo, que cuando me dá por algo me entra el ansia por equiparme por completo, he intentado “controlarme” y comprar poquito a poco algunas cosas. Como mi juego de 8 tijeras con diferentes forma de cortes. Recortar me recuerda a cuando era pequeña…

Caí en la tentación de comprarme estos rollos de cintas de encaje adhesivas que son bastante caras pero que me encantan. Luego se me ocurrió que hubiese servido igualmente comprar el bordado y luego utilizar cinta de doble cara para pegarlo. Así que he comprado en una mercería una bolsa de cintas casi por el mismo precio que me costó la cajita con la cinta japonesa!

En cambio donde no me controlé en absoluto fué en una de mis tiendas preferidas: TIGER. Ya os he hablado en otras ocasiones de estas tiendas, pero es que me resulta irresistible entrar cada vez que tengo oportunidad. Siempre termino picando algo porque además de su originalidad, los precios son completamente asequibles!

Estos juegos de papeles y cartulinas decoradas los compré en mi viaje a NY, no sabía bien para qué lo utilizaría y ahora he descubierto que son imprescindibles para hacer cualquier trabajo de scrapbooking. Y además comparando precios resulta que fueron una auténtica ganga!

He encontrado también estas bonitas y prácticas ideas para ordenar todo el material (AQUI).

Pero una vez más lo que de verdad me apetece proponeros es recuperar el placer de hacer algo manual, algo que requiera tiempo y disfrutar con ello. Sorprender a alguien con un detalle hecho por nosotr@s, algo único y dedicado exclusivamente a la persona que vá dirigido. Frente a la inmediatez de la tecnología, es tremendamente relajante para la mente  volver a hacer cosas con nuestras manos. El scrapbooking es sólo una propuesta, pero seguro que a cada uno de vosotr@s se os ocurre alguna otra actividad apetecible que recuperar! Y a alguien a quien sorprender con ella!

Os deseo una feliz semana, yo os espero con ilusión el próximo jueves!

También te puede interesar: